Servicio de Contrainteligencia emite informe secreto atentando contra Marco Bonifacio | DOCUMENTOS

El informe secreto no se avocaría a aclarar la denuncia de las víctimas contra dos efectivos policiales, sino que, un tanto alejados de la realidad, lanzan calificativos y atribuyen la comisión de ilícitos sin mostrar ningún sustento objetivo.

Se filtró un informe de Contrainteligencia, en el que se evidencia la poca profesionalidad de esa institución, al momento de emitir documentos que detallan acciones cometidas por efectivos policiales, en contra de civiles.

El informe narra de manera poco objetiva los hechos referentes a la golpiza que recibieron Rafael Salazar Ventura y su hijo Ronaldo Salazar Agip, en el mes de abril, en el distrito de San Silvestre de Cochan.

Antecedentes

Como se conoce, el jueves 23 de abril, padre e hijo fueron cruelmente golpeados por las rondas de esa jurisdicción. En la declaración de las víctimas, aseguraron que dos efectivos policiales fueron quienes, al margen de la ley, los entregaron ante los ronderos.

Marco Bonifacio difundió el video de la golpiza el 30 de abril en su Fan Page “El Canillita”. Consecutivamente, en su programa trasmitido por Turbo Mix, basado en los testimonios que dieron las víctimas, solicitaba justicia para ellos. A lo largo de varios días, entrevistó a representantes del Ministerio Público y de la misma Policía, para solicitar compromiso y celeridad en las investigaciones.

Varios hombres de prensa transmitieron la información, y la indignación contra la actuación de los ronderos, y el presunto proceder de los dos miembros policiales, fue en aumento. Al punto que la noticia se volvió nacional. El cargamontón mediático en contra de la institución policial, por la presunta mala actuación de dos de sus integrantes, habría sido el detonante el Servicio de Contrainteligencia, emita un informe difamador y calumnioso contra Marco Bonifacio.

Calificativos sin sustento

“La publicación del video, materia del presente, un pseudo periodista, de quien es conocido que constantemente viene propalando mentiras y falsedades, despotricando gratuitamente y preferentemente contra de la Policía”, se lee en el acápite número 3 del informe confidencial, que se supone, se estaba redactando para aclarar la participación de los efectivos cuestionados por entregar a dos personas a la ronda para ser masacradas.

En el informe, sin embargo, se detienen para calificar a la persona que evidenció los actos de violencia perpetrados por las rondas de San Silvestre de Cochán. Más allá, de desmerecer el trabajo de Marco Bonifacio, con el informe se estaría blindando a los implicados, y obviando información de cómo algunos efectivos actúan, en muchos casos, al margen de la ley.

El documento secreto buscaría proteger y dejar en la impunidad la actuación de los efectivos acusados de haber entregado a las víctimas para que les causaran lesiones. El informe de ContraInteligencia, distaría mucho de los actuados por el jefe de Inspectoría de la PNP en Cajamarca, Crnl. Andonayre Hernández, quien, enterado de los sucesos, ordenó abrir investigación contra los policías que resulten responsables.

Marco Bonifacio, en comunicación con Otra Prensa, además de manifestar que se encuentra analizando la posibilidad de entablar acciones legales contra esa institución del Estado, expresó que “desconocía de este informe”, y subrayó que queda claro que lo que buscan es descalificarlo, “con el fin de minimizar las investigaciones que realizó mi equipo de prensa”.

Dato

Extrañamente, contra todas las pruebas y testimonios de los propios implicados, en el Informe de Contrainteligencia, se muestra un acta ronderil, donde se lee que Rafael Salazar Ventura y su hijo Ronaldo Salazar Agip, no fueron entregados por personal de la PNP a las rondas de ese sector.