JUDICIALES

S/ 40 millones de perjuicio por corrupción halló la Contraloría en Cajamarca

Publicado

El

La Contraloría General determinó un perjuicio económico de S/ 40 millones 704 mil 710 como consecuencia de 210 hechos irregulares en diversas entidades públicas de Cajamarca, que se identificaron a través de auditorías de cumplimiento y servicios de control específico durante el año 2020.

Como se recuerda, en marzo del año pasado la Contraloría inició el mega operativo de control territorial en esta región con el fin de coadyuvar, mediante un control preventivo y célere, a la gestión pública en beneficio de los ciudadanos, así como también reducir el impacto de la corrupción e inconducta funcional en los organismos públicos. Para ello, desplegó a más de 700 auditores para que intervengan en 227 entidades estatales.

Producto de los servicios, se determinó presunta responsabilidad en un total de 435 funcionarios y/o servidores públicos, y se identificaron 885 responsabilidades, de las cuales 266 son de carácter penal, 167 civil y 452 administrativo.

 Por lo pronto, el contralor general exhortó a los titulares de dichas entidades públicas intervenidas en Cajamarca, a que sancionen ejemplarmente, en el ámbito administrativo, a los funcionarios y/ o servidores que fueron identificados con dicha responsabilidad. “Lo peor que pueda pasar es que haya impunidad”, manifestó.

CASOS EMBLEMÁTICOS

La ampliación de plazo sin sustento técnico y legal que generó un perjuicio económico de S/ 8.1 millones en las obras del Hospital Santa María de Cutervo, como consecuencia del accionar de nueve funcionarios del Gobierno Regional Cajamarca que tendrían presunta responsabilidad penal y/o administrativa.

En la adquisición de 60 mil pruebas rápidas para el diagnóstico del COVID-19, debido a la contratación directa de una empresa que no acreditó los requisitos establecidos en el requerimiento para ser proveedor. En este caso, cuatro servidores tendrían presunta responsabilidad penal y/o administrativa. La empresa seleccionada entregó pruebas rápidas que no contaban con la validación del Instituto Nacional de Salud (INS), por lo que no eran aptas para el diagnóstico de coronavirus, entre otros casos.

Tendencias

Salir de la versión móvil