Leyenda de la Pampa de la Culebra

Esta leyenda nace de la tradición quechua y se remonta a épocas prehispánicas. La leyenda dice que los dioses de la selva enviaron a una serpiente, en épocas de cosecha, rumbo a Cajamarca, para mostrar su poderío sobre los pobladores debido a sus pecados.

Esta serpiente se iba acrecentando paso a paso al trepar la cordillera, devastando árboles y sembradíos, dejando a su paso ruina y destrucción.

Cientos de pobladores abandonaron la ciudad asolados por el pánico. Los que quedaron imploraron piedad a los dioses.

Calmados por los ruegos, los dioses resolvieron detener a la serpiente, dejando caer un rayo sobre ella. Esta dejó reposar su cadáver por toda la cordillera convirtiéndose en pampa.

Dicen los pobladores que cuando caen rayos sobre la pampa, son los dioses quienes los ocasionan, azotando a la pampa para que no vuelva a convertirse en serpiente.

Hoy día se ubica en la hacienda de Polloc, donde efectivamente parece que la forma de una serpiente reposara sobre la pampa que la envuelve, y cuya cabeza apunta a la ciudad Cajamarca.

Esta pampa ha servido durante siglos como pararrayos por razones desconocidas, lo que devino en cientos de versiones de esta misma leyenda.



Portal web cajamarquino de periodismo libre, profesional, ético y respetuoso de las libertades y derechos humanos. Transparencia y apertura total a la información.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *