Incapacidad de la DIRESA deja sin ambulancias a 5 provincias de Cajamarca

El millón y medio de soles que desembolsó el Estado será revertido a las arcas nacionales.

En marzo del presente año llegó a la Dirección Regional de Salud 1 millón y medio de soles destinados a la adquisición de 5 ambulancias rurales tipo II, para los centros de salud de las provincias de Celendín, Contumazá, Cajabamba, San Marcos y San Pablo.

Para que se proceda con la adquisición de estos bienes es necesario que se aprueben los expedientes definitivos de cada ambulancia en Invierte.pe, con la debida resolución directoral. Esta tarea recayó en la Dirección Ejecutiva de Planificación y Presupuesto, debido que es la unidad formuladora. Sin embargo, desde marzo hasta finales de junio no lo hicieron.

Por presión del Gobierno Regional lograron encaminar el expediente con resolución dirigida al área usuaria, que en este caso es la oficina de Defensa. Esta oficina debía realizar los términos de referencia teniendo en cuenta las normativas vigentes y las vigencias tecnológicas. Estos documentos fueron elaborados en el mes de agosto.

La quincena del mes de setiembre, el expediente fue derivado a la oficina de Administración para que realizase el estudio de mercado y apruebe el expediente de contratación y se conforme el comité de selección.

Después de ello, la oficina de logística colgó el proceso de selección en la página del Organismo Supervisor de las Contrataciones-OSCE, pero este procedimiento fue observado por el Órgano de Control Interno de la Diresa, debido que ningún integrante del Comité de Selección era un profesional calificado para este tipo de adquisiciones y se tuvo que declarar nulo.

Luego, el 10 de octubre el nuevo jefe de logística, Luis Su Cavero, cuelga por segunda vez el proceso, pero éste no se habría visualizado en el sistema de bases integradas, ni las consultas y observaciones; es decir, no tomó precauciones ante esto y dejó que el proceso continúe, vulnerando el principio de libre competencia establecido en la ley de Contrataciones del Estado.

Por estas irregularidades, vuelven a declarar la nulidad de oficio de la licitación mediante resolución 1975-2019, del 19 de noviembre, demostrando de esta manera que existió incapacidad para sacar adelante esta importante compra.

El millón y medio de soles será revertido al tesoro público el 31 de diciembre y priva a Cajamarca de 5 ambulancias para mejorar la respuesta ante los accidentes o emergencias que se presentan en la región.