Funcionarios de Mesías Guevara se subieron el sueldo sin sustento legal

“Entre ellos se encuentra Agustín Tapia, ex director de la Unidad Ejecutora de Salud Hualgayoc-Bambamarca, quien, lejos de ser investigado por estos actos irregulares, fue llevado a laborar a la Dirección Regional de Salud”.

Según obra en la denuncia penal presentada el pasado 23 de octubre por Yurico Encinas Orbegozo en la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Bambamarca, Agustín Tapia Barboza y dos trabajadores de la Unidad Ejecutora de Salud Hualgayoc-Bambamarca (UESHB), concertaron para subirse sus remuneraciones sin tomar en cuenta el marco legal, ni las necesidades que imperan en esa institución.

Entre los denunciados, además del ex director, se encuentran los funcionarios de confianza Alejandro Burga Mejía, responsable de Recursos Humanos y Jenny Kelita Rojas Idrogo, responsable de planillas; así mismo, la denuncia recae en el actual director de la UESHB, Eistin Pérez Ramírez, quien tendría conocimiento de estos actos y no los ha denunciado a la fecha.

EL CASO

Agustín Tapia percibía un sueldo mensual de 4500 soles; a pesar de ello, según consta en la denuncia penal, el ex director no respetó la estandarización de sueldos del sector público, ni tuvo como aval algún tipo de resolución o directiva de la Dirección Regional de Salud Cajamarca para percibir 7 mil soles en el mes de setiembre, mes que, según el denunciante, Tapia sabía que iba a ser retirado del cargo.

En la denuncia también se especifica que Alejandro Burga Mejía venia percibiendo una remuneración de 3500 soles; no obstante, en el mismo mes que Agustín Tapia, se paga la suma de 4000 soles; es decir, 500 soles más; de la misma manera, desde enero al mes de abril, Burga Mejía, quien es técnico en enfermería nombrado en el hospital Tito Villar Cabeza, recibió el pago de 150 soles mensuales por bono de emergencia, sin realizar labores asistenciales y encontrándose desempeñando, claro está, labores administrativas.

Por otro lado, Jenny Kelita Rojas Idrogo, personal del área de planillas, quien se encuentra percibiendo su remuneración bajo los alcances del régimen CAS sin haber ingresado por concurso publico de méritos, pasó en el mes de setiembre a percibir 3 mil soles, cuando los meses anteriores cobraba 2 mil.

La indignación de los trabajadores

“Los tres funcionarios siguen laborado para la institución; es más, a Burga Mejía y la señorita Rojas Idrogo, este mes de octubre les pagaron igual, con la venia del actual director”, informa nuestra fuente y agrega, “el caso más alarmante es del señor Agustín Tapia, quien lejos de ser investigado fue llevado a laborar a la sede de la Diresa en Cajamarca, descuidando su plaza en el centro de salud de Llaucán”.



Portal web cajamarquino de periodismo libre, profesional, ético y respetuoso de las libertades y derechos humanos. Transparencia y apertura total a la información.