Contraloría detecta deficiente servicio de salud en penal de Huacaríz y ambientes insalubres | VIDEO

La Contraloría General recomendó a las autoridades del Establecimiento Penitenciario Cajamarca (EPC) mejorar las condiciones del servicio de salud que se brinda a los internos, a fin de que se dé una adecuada y oportuna atención médica a la población penitenciaria, durante el estado de Emergencia Sanitaria.

En el Informe de Visita de Control N° 6071-2020-CG/GRCA-SVC, la Comisión de Control verificó la falta de equipos médicos, ambientes diferenciados para la atención de internos con COVID-19 ni ambientes adecuados para aislamiento a fin de evitar posibles contagios.

Los auditores evidenciaron que el consultorio externo, ambientes de urgencia y emergencia carecen de equipamiento médico establecido de acuerdo a la categoría I-2, lo que podría generar el riesgo de que la atención, evaluación y tratamiento a pacientes no se realice adecuadamente.

Entre los equipos biomédicos que se requieren, figuran: Electrocardiógrafo, tensiómetro, aspirador de secreciones rodable, coche de paro equipado, desfibrilador externo automático, monitor de funciones vitales de 5 parámetros vitrina de acero inoxidable para instrumentos o material estéril, balanza digital adulto, estetoscopio adulto pediátrico, maletín de atención médica, infantómetro, entre otros.

Además, carecen de ambientes diferenciados para la atención de pacientes con infecciones respiratorias. Solo cuenta con dos espacios donde atienden a todos los internos que acuden a recibir un servicio de salud, los cuales no son adecuados para pacientes con infecciones respiratorias agudas, tuberculosis y VIH. Esta situación advertida podría generar el riesgo de contagios de COVID-19 entre los demás pacientes.

Según la representante del puesto de salud, en el establecimiento penitenciario se registraron dos casos de internos con COVID-19, de los cuales uno falleció y otro se encuentra aislado; sin embargo, no se procedió al aislamiento de las personas que mantuvieron contacto directo, los cuales continúan en su misma celda, lo que podría generar un contagio masivo en la población penitenciaria. A ello se suma que el penal carece de un vehículo equipado para el traslado de pacientes COVID-19 u otros, poniendo en riesgo la inmediata capacidad de respuesta ante una urgencia o emergencia.

De otro lado, hay que mencionar que la misma Comisión de Control verificó que el establecimiento penitenciario carece de un Plan de Gestión y Manejo de Residuos Sólidos, lo que ha ocasionado que el espacio donde se almacena la basura del penal esté expuesto al aire libre, contaminando el medio ambiente, según el Informe de Visita de Control N° 6072-2020-CG/CGRA-SVC.