Contradicciones en la muerte de Anita Limay y su bebé en el Hospital de Cajamarca

Anita Limay Villanueva es la primera víctima de muerte materna en el Hospital Regional de Cajamarca (HRC) en este 2020. Murió, según sus familiares, por negligencia médica. En torno a esta muerte existen datos que han sido vertidos por las autoridades de Salud que no coinciden con la realidad y que evidencian que se estaría ocultando la verdadera razón del fenecimiento de Anita Limay.

Anita Limay Villanueva, de 28 años de edad, con 36 semanas de gestación, acudió con su madre y esposo a las 8: 48 de la mañana del viernes 17 de enero. Llegó, según su esposo, con contracciones, y según el director regional de Salud, Pedro Cruzado Puente, grave.

“La paciente tenía signos de gravedad bastante evidentes como taquicardia, dificultad para respirar, tenía fiebre, tenía una hipotensión (presión arterial baja), que eso ya implica una falla multiorgánica, que la paciente está ingresando en una situación de Shock”, explicó el funcionario de Salud en una conferencia de prensa.

Sin embargo, a Anita la derivan a las 11 de la mañana a sala de operaciones, a pedido y por insistencia de los familiares. Desde las 8:48 que ingresó hasta las 11 a.mtranscurrieron más de 3 horas; entonces cómo podrían explicar las autoridades de Salud por qué esperaron más de tres horas para intervenirla. Más aún cuando el mismo director de la Diresa y la directora del Hospital aseguraron que llegó grave. Así mismo, los familiares refieren que Anita estaba en una cama de los ambientes del servicio de Emergencia, sin personal que la atienda.

“En el lapso de 3 horas, y debido a la gravedad, debió ser ingresada a la Unidad de Shock Trauma o a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La decisión de la cesárea, al parecer, fue por sufrimiento fetal, pero también este diagnóstico no se da de un momento a otro, sino en el transcurso de horas”, refiere nuestra fuente al interior del hospital.

Ya en sala de operaciones el personal de salud le practica una cesárea, logrando sacar al bebé sin vida y producto de la muerte del feto, la paciente habría entrado en un proceso de Coagulación Intravascular Diseminada y, al parecer esto generó una hemorragia que no puedo ser controlada. En ese momento deciden sacarle el útero, pero esto no funciona y Anita, a las 6: 55 de la tarde, muere.

En el certificado de defunción, el médico Arturo Collantes, quien firma el deceso, coloca como Neumonía la causa principal de la muerte y adjunto a ello, Shock Séptico y Coagulación Intratravascular Diseminada, pero ni en la historia clínica, ni los familiares, refieren que Anita haya tenido tos; en este sentido, consultamos con una especialista en neumología, y nos indica que no existe neumonía sin tos.

DATO: Anita pasó la etapa de su gestación asistiendo a nueve controles prenatales, cuando el mínimo es siete. Siempre son prioridad para que ingresen a Shock Trauma o UCI las gestantes graves, como la señora del caso.