Continúan las denuncias contra director de la Red de Salud San Ignacio

Desde que asumió el cargo en reemplazo de Robert Vargas Guevara, el médico Óscar Cahuana De La Cruz, se ha visto envuelto en diversos escándalos, que van desde la contratación de gente que sería de su entorno familiar, pasando por coimas, hasta una denuncia por acoso sexual.

En junio de este año, salió a la luz una acusación realizada por su ex trabajadora Ada Becerra Peña. La denunciante alegaba que le entregó dinero a cambio del puesto laboral que le otorgó en un establecimiento adscrito a la Red de Salud de San Ignacio. Además de ello, Becerra Peña aseguró en su denuncia que el director le solicitó, hasta en tres oportunidades, relaciones sexuales como forma de pago. 

El caso viene siendo investigado por el Ministerio Público en esa provincia. Sin embargo, a inicios de marzo del presente año, la prensa descubrió que Óscar Cahuana De La Cruz contrató en su propia plaza, del régimen 276, a Francisco De la Cruz Achamiso, quien sería su primo, para que labore como odontólogo. El contrato se realizó al margen de la ley, en el sentido que en enero de ese mismo año, el Gobierno Central, a través del Decreto de Urgencia 016-2020, prohibió las contrataciones en dicho régimen laboral.

Este problema motivó que interviniera la Diresa Cajamarca, solicitado se deje sin efecto el contrato. No obstante, Francisco De la Cruz Achamiso, según Orden de Servicio 96, fue contratado mediante locación, percibiendo, la suma de 4200 soles a razón de 2 meses de labores.

Este paso de un régimen a otro, sin desvinculación con la entidad, significaría la desnaturalización del contrato, lo que beneficiaría al odontólogo, quien, mediante proceso contencioso administrativo, podría encontrar estabilidad laboral, debido a los aparentes actos administrativos ilegales en torno a esa contratación, situación que afectaría el presupuesto de esa entidad, toda vez que la plaza no se encuentra presupuestada.

Además de ello, con el acto administrativo firmado por Óscar Cahuana De La Cruz, para la contratación de quien sería su pariente, se habría incurrido en Nepotismo, debido que tendrían 4º grado de consanguinidad, y la sanción que le correspondería al funcionario sería la inhabilitación de hasta 4 años, en la administración pública.

DATO:

Este caso no sería el único, el chofer Wiliam Pesantes, también habría sido contratado en similares condiciones que el primo del director.